Dietas para Adelgazar y Perder Peso

Dietas para Adelgazar y Perder Peso

En realidad seguir una dieta viene a significar seguir una pauta alimenticia determinada, aunque hoy día hablamos de estar a dieta cuando nos referimos específicamente a una dieta de adelgazamiento. A continuación, vamos a poner a examen diez de los tipos de dietas para adelgazar más conocidos.

Dietas para adelgazar

Probablemente el tipo de dieta alimenticio más ampliamente conocido: las dietas para adelgazar, y si además prometen adelgazar rápido, adelgazar 10 kilos, adelgazar en una semana… mejor que mejor.

Hoy día, con Internet, se pueden encontrar dietas para adelgazar gratuitas en miles de sitios de internet. Pero la cuestión es, ¿funcionan?

Podemos asegurar que la mayoría de las dietas para adelgazar rápidamente o no son seguras o no son eficaces. Pongamos por caso las dietas para adelgazar en una semana 10 kilos. ¿Es posible esto? Es obvio que no. Tal cantidad de grasa no puede eliminase del organismo en tan poco tiempo.

Lo mismo sucede con las dietas para adelgazar el abdomen. Nuestro cuerpo no discrimina si la grasa que nos sobra está en el abdomen o en cualquier otro lugar de nuestra anatomía. La grasa se pierde de todas las zonas adiposas por igual. ¡Por desgracia, tales milagrosas recetas para adelgazar no existen!

Dietas efectivas

Lógicamente, todos buscamos dietas efectivas sin rebote que nos haga coger otra vez los kilos perdidos… Una vez más, por internet corren miles de dietas efectivas para bajar de peso gratis. Todas ellas te prometen bajar de peso en poco tiempo, algunas de ellas en tan solo una semana. Sin embargo, lo primero sobre lo que tenemos que reflexionar es qué entendemos por una dieta efectiva y qué entendemos por adelgazar rápido, por ejemplo. No debemos confiar en toda dieta efectiva para adelgazar rápido que nos prometa bajar de peso en una semana, sobre todo si estamos hablando de muchos kilos, ya que podría no ser segura. Además, las dietas efectivas para hombres, por ejemplo, no son iguales que las especialmente concebidas para mujeres. A su vez no es igual para una mujer que practica deporte o no lo practica, puesto que una dieta para perder peso inadecuada puede hacer perder masa muscular en lugar de grasa.

Dietas sanas

Huyamos, pues, de las supuestas dietas efectivas que nos prometen “el oro y el moro” en un par de días y centrémonos en las dietas sanas para adelgazar. Una dieta sana y equilibrada nos garantiza una cantidad adecuada de nutrientes. Además, cambiar el chip a las recetas sanas supone abandonar nuestros hábitos poco saludables, y por lo tanto adelgazar, pero sin poner en peligro el organismo, sino por medio de una dieta saludable. Evidentemente, los resultados no serán tan inmediatos como con otros tipos de dietas rápidas, pero las dietas sanas constituyen más un estilo de vida a largo plazo, por lo que los resultados, una vez los haya, serán constantes.

Dietas proteicas

Quizás sea este uno de los tipos de dietas para adelgazar rápido más conocido y practicado. En las dietas proteicas los menús están compuestos sobre todo por alimentos ricos en proteína, como huevos, carnes, pescados… y sobre esta base se asienta el resto del menú. Ejemplos de este tipo de dietas proteinadas son la dieta Dukan, la dieta Atkins o la dieta Pronokal.

Las dietas proteicas para adelgazar rápido pueden ayudarte a alcanzar tu peso ideal, pero el problema viene siendo el mismo de siempre: si cambias de dieta, te costará mantener el peso conseguido.

Dietas equilibradas

Quizás alguien se esté preguntando en este momento en qué consisten exactamente las dietas sanas a las que hemos hablado en el anterior apartado. Aunque pueda sonar extraño, muchos de nosotros ya hemos perdido la capacidad de distinguir los menús equilibrados de los que no lo son, y cuando nos hablan de “dietas equilibradas para adelgazar” nos cuesta hacernos una idea de qué incluyen exactamente. ¿Son las dietas “de moda” equilibradas o no? ¿Es sano seguir una dieta disociada, una dieta por puntos o una South Beach? Además la cosa se complica cuando tenemos que incluir alguna otra variación en el menú por problemas de salud, como es el caso de las dietas para diabéticos. ¿Es posible comer sano y adelgazar también en estos casos?

Un ejemplo de dieta equilibrada semanal incluiría una base de granos (pastas, arroces, cereales), a ser posible integrales, una buena cantidad de verduras y legumbres, productos lácteos, carne, pescado y huevos (proteína animal), fruta y pequeñas cantidades de grasa (mantequilla o aceite) y frutos secos. En caso de duda y para o más práctico es buscar ejemplos de platos saludables y así poder planear un menú de dieta equilibrada para una semana.

Dietas para engordar

Pues sí, aunque a muchos nos cueste creérnoslo también hay gente a la que le interesan las dietas para engordar, y más aún, para engordar en poco tiempo.

En algunos casos se trata de dietas para ganar masa muscular, otros dietas para engordar las piernas… pero por lo general, son dietas para engordar masa muscular, es decir, no para ponerse gordo sin más sino para ponerse musculoso pero con aspecto saludable.

Este tipo de dietas para engordar suelen ser del interés de los hombres más que de las mujeres. Obviamente, la manera para ganar músculo no es comer todo lo que se nos antoje a todas horas: así solo conseguiríamos acumular grasa en lugares que no nos interesa. Las dietas para engordar rápido y sano están diseñadas especialmente para ganar masa muscular, y nos aportarán exactamente la cantidad de nutrientes necesarios para mantener sano el organismo.

Dietas para deportistas

Lo que más les suele interesar a los deportistas son las dietas para definir músculos. Existen dietas para deportistas de musculación, y también dependiendo de la edad hay dietas especiales para deportistas jóvenes. En general, este tipo de dietas suelen ser hiperproteicas: se basan en el consumo de gran cantidad de proteínas. En realidad, los deportistas deben incluir una buena porción de proteínas en su dieta, pero un consumo excesivo tampoco es saludable. Además, lo que nunca se debe hacer es reducir (o incluso eliminar) los hidratos de carbono, ya que de este grupo de alimentos es de donde el organismo obtiene la energía necesaria para un correcto rendimiento en el deporte.

Dietas para perder barriga

Las dietas para perder barriga bien sea para hombres o mujeres, son también un tipo de los más demandados de las dietas para adelgazar. Evidentemente, todo el mundo sueña con una dieta para perder barriga rápido, y si se trata de una dieta para perder barriga y caderas todo en uno, mucho mejor. ¡Por pedir que no quede! Pero, como ya hemos indicado, nuestro organismo quema la grasa de todas partes por igual… a menos que solamente poseas tejido adiposo en la barriga, cosa prácticamente imposible.

Dietas para embarazadas

El embarazo es un periodo muy delicado en la vida de una mujer.

Las dietas para embarazadas para no engordar no tienen ninguna razón de ser, puesto que el niño, a través de la placenta, se nutre de los mismos alimentos que la madre y el privarse de comer durante el embarazo podría acarrearle al feto una carencia de nutrientes.

Por otro lado, las dietas para embarazadas como la de Marta Anguera, por ejemplo, no tienen nada que ver con las dietas para embarazadas para adelgazar, sino que se trata de dietas que indican los preceptos básicos del día a día de la dieta para embarazadas que mantendrá sanos tanto a madre como a hijo durante todo el embarazo.

En general, la dieta para embarazadas presenta varias restricciones no relacionadas con engordar o adelgazar sino con la salud de la embarazada y del bebé. Esto no quiere decir que los menús para embarazadas estén muy limitados: solo hay una pequeña lista de alimentos que no deben consumirse o que deben prepararse de determinada manera (quesos a base de leche no pasteurizada, embutidos y carnes crudos, productos poco hechos o mal cocinados en general). Sí es cierto que hay algunas diferencias entre la dieta del primer, segundo y el tercer trimestre. Durante el primer trimestre a la embarazada podrían limitarle la ingestión de alimentos las clásicas náuseas del embarazo. Durante el segundo trimestre, normalmente ya vuelve a recuperarse el apetito. En algunos casos pueden producirse complicaciones como anemia, hipertensión, diabetes gestacional… Dependiendo de estas circunstancias, la dieta de la embarazada en el tercer trimestre podría estar más limitada.

Dietas “milagro”

En este último punto, vamos a analizar cómo funciona el mecanismo de las diferentes dietas “de moda” que hoy en día todos conocemos:

Dieta Atkins

La dieta Atkins es famosa por ayudar a bajar de peso. Todas las fases de la dieta Atkins están explicadas aquí de manera simple. ¡Míralo!

Dieta cetógenica

Esta dieta consiste en reducir los alimentos ricos en glúcidos, pues a falta de glucosa, el organismo utilizará los cuerpos cetónicos procedentes de la oxidación de grasas como fuente alternativa de energía.

Dieta baja en calorías

Se trata quizás de la dieta más famosa, más intuitiva y practicada. Consiste simplemente en contar las calorías de los alimentos y no llegar a sobrepasar cierto límite. Por ejemplo, si la cantidad diaria de calorías recomendadas para una mujer son 1800, no se han de sobrepasar las 1000 calorías diarias. Para un hombre, la cantidad diaria recomendada de calorías son 2.500, así que no deberían sobrepasarse las 2.000. ¿Y cómo saber cuántas calorías tienen los alimentos? Los alimentos envasados llevan siempre una etiqueta con los valores nutricionales. Para otro tipo de alimentos que se venden en su estado natural, como fruta, verdura, etc. podemos buscar las calorías por gramo en cualquier calculadora de calorías.

Dieta Dukan

Esta dieta está dividida en cuatro fases, la dos pensadas para perder peso (fase de ataque y fase de crucero) y las dos apropiadas para mantener el peso alcanzado (fase de consolidación y de estabilización). La dieta Dukan es un tipo de dieta disociada, en la que solo ciertos días se permite el consumo de proteínas. Sin embargo, a diferencia de otras dietas disociadas, la Dukan sí permite el consumo de aceites y mantequillas.

Dieta disociada

La dieta disociada se basa en la idea de que no deben mezclarse grupos de alimentos en la misma comida. Es decir, podemos comer pasta o arroz (carbohidratos) para almorzar y carne o pescado (proteínas) para cenar. Algunas dietas de doctores famosos, como la Dukan o la Scarsdale, se basan en los principios de la dieta disociada de no mezclar grupos de alimentos.

Dieta de la piña

Consiste, como su propio nombre indica, en utilizar la piña como alimento principal durante unos días, junto con algún que otro vegetal y algo de pollo a la plancha en el menú. La piña tiene poderes diuréticos y es baja en calorías, por lo que tras una dieta de 5 días con este menú a base de piña perderemos varios kilos… que posteriormente volveremos a recuperar puesto que se trata en gran parte de líquidos.

Dieta de la alcachofa

Consiste en una dieta de tres días en que el menú principal son las alcachofas, bien sean a la plancha, en ensalada, con arroz… Según lo avalan muchas famosas, con esta dieta pueden adelgazarse fácilmente tres kilos en tres días, aunque eso sí, una vez que abandonemos la dieta podría ser que los recuperásemos otra vez bastante rápidamente.

Dieta por puntos

Este es el tipo de dieta propio, por ejemplo, de los famosos Weight Watchers. En lugar de contar directamente las calorías de los alimentos, que es más engorroso, a cada porción de los alimentos permitidos en la dieta se le atribuye un cierto número de puntos. La persona que está a dieta puede combinar los alimentos permitidos de la manera que prefiera, con tal de no sobrepasar los puntos diarios asignados.

Dieta alcalina

Este tipo de dieta diferencia entre alimentos alcalinos (verduras) y alimentos ácidos (azúcares y almidones), promoviendo la ingesta de los alimentos alcalinos sobre los ácidos. La dieta alcalina no es solo una dieta para bajar de peso, sino que busca también mantener el cuerpo sano y prevenir ciertas enfermedades.

Dieta mediterránea

La dieta mediterránea no es una dieta para bajar de peso, sino más bien un estilo de vida alimenticio. Tiene su origen en el tipo de alimentación de los países de la cuenca mediterránea: España, Francia, Italia, Grecia, Turquía y países del Magreb, sobre todo. Dentro de la dieta mediterránea se consumen muchas frutas, pescado y verduras, dejando las carnes y los almidones en segunda plana.

Dieta blanda

Probablemente muchos asociarán la dieta blanda a un tipo de dieta de hospital, para personas que están enfermas o tienen problemas gástricos. Sin embargo, la dieta blanda, que consiste en alimentarse de sopas, zumos y alimentos blandos durante unos días, también tiene un gran poder desintoxicante, y pueden perderse varios kilos en pocos días si se practica. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ya que gran parte de esos kilos perdidos son solamente líquidos orgánicos que vuelven a recuperarse más tarde.

Dieta Atkins

La dieta Atkins es otro tipo de dieta disociada, que se divide en cuatro fases. La primera fase comienza siendo low carb, es decir, restringe los carbohidratos casi por completo, para pasar a ir reincorporándolos poco a poco a la dieta en las siguientes fases.

Dieta Scarsdale

Se trata de otro tipo de dieta disociada, pero con una serie de “reglas” más estrictas que hay que cumplir si se desea que funcione bien. La dieta Scarsdale se compone de dos fases, la primera de ellas muy estricta, que dura 14 días, y la segunda de mantenimiento, en la que poco a poco pueden introducirse otros alimentos.

Dieta Perricone

La dieta del Dr. Perricone no está concebida como dieta de adelgazamiento sino como anti-aging o para evitar la oxidación celular y el envejecimiento. Su dieta, no demasiado restrictiva, dura 3 días.

Dietas sin pastillas

¿Es posible adelgazar con una dieta equilibrada y sin necesidad de tomar pastillas quemagrasas? La respuesta es sí, pero teniendo un poco de paciencia. Las pastillas quizás ayuden a acelerar el metabolismo, pero si comemos de forma saludable y equilibrada, no nos excedemos con las porciones, hacemos ejercicio y nos hidratamos correctamente… es humanamente que no adelgacemos, y esto con una dieta sin pastillas. La única diferencia será que por medio de solamente la dieta tardaremos algo más en ver los resultados.

Dietas para la menopausia

Durante la menopausia las necesidades del metabolismo cambian, y por lo general se aumenta de peso sin haber modificado los hábitos alimenticios. Es el momento de cambiar ciertos hábitos alimenticios, y de buscar una dieta para la menopausia que sea saludable y que se ajuste a nuestras necesidades (aumento de ingesta de calcio, alimentos ricos en vitamina D y ácidos omega 3…). Además, siempre vendrá bien complementar la dieta con la práctica de algo de ejercicio.

Dietas con batidos

Si no nos apetece acercarnos a la cocina mientras estamos a dieta, quizás una de estas dietas con batidos sea la solución perfecta. Por lo general, los batidos para dieta que se compran en herbolarios y parafarmacias se disuelven simplemente en agua y ya están listos para tomar. Se trata de batidos de efecto saciante e hiperproteicos, es decir con gran cantidad de proteínas, y además existe gran cantidad de sabores diferentes en el mercado.

Summary
Dietas para Adelgazar y Perder Peso
Article Name
Dietas para Adelgazar y Perder Peso
Description
Una dieta viene a significar seguir una pauta alimenticia determinada. Vamos a poner a examen diez de los tipos de dietas para adelgazar más conocidas.
Author
Publisher Name
Adelgazar 3.0
Publisher Logo
Ir arriba