Trucos de Dietas para Adelgazar Rápido y Perder Peso

Trucos de Dietas para Adelgazar Rápido y Perder Peso

En primer lugar, existen en el mercado tal cantidad de dietas, ideas, trucos y suplementos alimenticios diferentes, que es difícil saber por dónde empezar: las dietas de moda, tales como la dieta Atkins, la dieta Dukan o la dieta South Beach, pasando por el método de contar las calorías o el low carb, y eso sin olvidar los famosos batidos saciantes y las píldoras quemagrasas…

En este artículo vamos a revisar algunos de los tópicos más comunes referentes a la pérdida de peso, analizando uno por uno los mitos y verdades que tantas veces hemos escuchado o leído al hablar de dietas para adelgazar.

Cómo adelgazar 10 kilos

El primero de los grandes mitos: no 9 ni 11 sino 10 kilos suelen ser los que adelgaza esa vecina, prima o amiga, y muchas veces en tan solo un par de semanas. Pero esto, ¿es posible?

Evidentemente, es posible adelgazar 10 kilos, 20 o hasta 50. Tú puedes perder todo el peso que te propongas. Ahora bien: el truco no está en cuánto adelgazas, sino de la forma en que lo haces.

Es obvio que las personas gravemente enfermas, con problemas orgánicos o en situaciones de desnutrición están muy delgados debido a una baja ingesta de calorías. Pero este no es el tipo de delgadez sana que las personas con un problema de sobrepeso andan buscando. Se trata de un tipo de delgadez enfermiza en que la privación de nutrientes ha provocado la desaparición de masa muscular.

Por eso, debemos mirar con escepticismo todos estos trucos, dietas exprés, sustitutos alimentarios y demás parafernalias que prometen una pérdida de 10 kilos en tan solo unos días: no mires el número que marca la báscula, mira más bien la procedencia de los kilos perdidos: líquidos, masa muscular y, quizás con un poco de suerte, parte de los ‘michelines’ de grasa.

Para adelgazar 10 kilos (o 5, o 30… aquí no hablamos de números sino simplemente de los kilos que te sobran), tenemos que basarnos en dos palabras clave: la primera es la eficacia, y la segunda, la seguridad. Como acabamos de ver, los batidos, pastillas y demás inventos que atacan al músculo y no a la grasa quizás cumplan con el requisito de la eficacia (con serios matices), pero comprometen seriamente la seguridad.

Cómo adelgazar sin pastillas

Hoy día, las pastillas para adelgazar están tan en boga que hasta parece que a una dieta que no incluya pastillas “le falta algo”. Tanto que algunas personas llegan a preguntarse: “¿De verdad puedo adelgazar sin pastillas?

Por supuesto, la respuesta es sí, y además podemos citar una serie de simples razones que lo demuestran.

La primera es que si todo fuese tan sencillo como incluir en la dieta una pastilla de alcachofa, piña o espirulina para dejar de pasar hambre y ansiedad, no existirían más los gordos: todo el mundo se habría sumado ya a este método milagroso.

La segunda es más bien una consecuencia lógica que surge simplemente de observar a nuestro alrededor a las personas delgadas que nos rodean, y que no toman ningún tipo de pastillas para adelgazar, sino que simplemente queman la energía que consumen en lugar de almacenarla en forma de grasa. Y para lograr un resultado similar a este, no existe ninguna pastilla milagrosa, sino una dieta personalizada que nos muestre cómo dirigir nuestros hábitos alimenticios por el buen camino.

Cómo adelgazar sin efecto rebote

Lo hemos visto en personas de nuestro entorno y muchos, por desgracia, seguramente lo habrán experimentado en carne propia: después de seguir una dieta con más o menos éxito, han vuelto a engordar, e incluso algunos han cogido kilos de más.

Muchas personas que contemplan la dieta como un sacrificio ineludible por el que hay que pasar para alcanzar el objetivo de perder peso. Sin embargo, una dieta no es equiparable a un jarabe para la tos o una visita al dentista: es mucho más que un trámite para llegar a una meta, pues constituye un cambio profundo en los hábitos alimenticios. Si una vez alcanzado el peso ideal volvemos a nuestros antiguos hábitos incorrectos, es lógico que volvamos a engordar, ¿o no?

Cómo adelgazar sin ansiedad

En los tiempos de la famosa “Ley Seca” en los Estados Unidos, se disparó el consumo clandestino de alcohol. Está científicamente contrastado que los niños a los que sus padres les prohíben el consumo de dulces y golosinas, se pegan el “atracón” en las pocas ocasiones en que ven vía libre para hacerlo. ¿Y qué me dices de esa prenda de ropa de marca que todo el mundo quiere conseguir a precio de oro, aunque sea exactamente igual que otra prenda 10 veces más barata que se vende en la tienda de la esquina?

Es un hecho: el ser humano se encapricha precisamente de lo que más le cuesta conseguir, de todo aquello a lo que no tiene fácil acceso. Y la alimentación no es una excepción. Por eso, las dietas restrictivas que presentan grandes listas de alimentos vetados provocan una enorme ansiedad por comer precisamente esos alimentos prohibidos. Da igual si normalmente no te llaman la atención las galletas o no tienes por costumbre comer patatas chip. Basta con que tu cerebro comprenda que en estos momentos no tienes acceso a estos productos, para que se conviertan en auténticos “antojos”, como los de las embarazadas.

Probablemente ahora te estarás preguntando: “Entonces, ¿qué hago para no tener ansiedad de comer? ¿No existen dietas para adelgazar sin ansiedad?. Por supuesto que sí. La solución para no caer en este círculo vicioso de la ansiedad por la comida y evitar tener que pasarte todo el periodo de dieta lidiando una batalla mental contigo mismo, es mucho más fácil de lo que podría parecer: sencillamente, no te apuntes a una de esas dietas restrictivas, porque esta es una de las grandes razones por las que no funcionan.

En la tarea de adelgazar no solamente se ve implicada la función metabólica del cuerpo. Perder peso tiene un componente psicológico importante que no debemos obviar. Las causas de la ansiedad por la comida debemos buscarlas en la cabeza más que en el estómago.

Sin embargo, en algunos casos, solamente el pensar que estás a régimen y que tendrás que sustituir tus hábitos incorrectos por otros más adecuados ya te provoca ansiedad. En este caso una buena solución pueden ser los productos naturales para reducir la ansiedad. Existen en el mercado gran cantidad de tisanas medicinales relajantes que podrían ayudarte. Además, las infusiones te aportarán más beneficios añadidos: la ingesta de líquido tiene poder saciante e hidratante.

¿Cómo adelgazar rápido?

Este apartado es de las cuestiones más demandadas por parte de personas que desean perder peso. Por lo general, cuando se acerca una fecha señalada, que bien puede ser el inicio de las vacaciones, un acontecimiento social importante como la propia boda o la de un allegado… muchos se dan cuenta de que han dejado pasar demasiado tiempo para la famosa “operación bikini” y ahora se les echa el tiempo encima. Es entonces cuando se disparan las dudas: ¿Cómo adelgazar en una semana para poder entrar en ese nuevo vestido de fiesta? ¿Cuáles son los trucos para adelgazar rápido realmente efectivos? ¿Es posible adelgazar rápido sin dietas? ¿O adelgazar rápido con ejercicio?

En primer lugar, sería importante definir de qué estamos hablando en cada caso al mencionar la palabra “rápido”. Desde luego, pretender enfundarse en un vestido tres tallas menos que la nuestra en tan solo un par de días constituye un auténtico milagro. Recordemos que, según dicen, las prisas son malas consejeras.

Sin embargo, sí es posible perder un par de kilos de forma efectiva y segura en un corto periodo de tiempo, si se sabe cómo. Reducir los lípidos durante unos días, hidratarse bien, realizar 5 comidas al día, no dejar pasar más de 4 horas entre comidas y realizar ejercicio anaeróbico moderado podría ayudar a reducir grasas en poco tiempo.

Trucos para adelgazar

Probablemente este es uno de los términos más tecleados en los buscadores en línea. Por desgracia, para muchas personas el concepto de “truco” para adelgazar equivale prácticamente a un milagro: desde tomar limón en ayunas hasta envolverse el cuerpo en film de cocina. Sin embargo, los trucos que realmente funcionan son quizás, no los más modernos y rebuscados, sino los más conocidos y tradicionales, aquello que siempre nos decían nuestras abuelas, como por ejemplo:

  1. Nunca te saltes el desayuno
  2. Come cinco veces al día (tres comidas principales y dos refrigerios)
  3. No dejes pasar más de tres o cuatro horas sin comer.
  4. Desayuna bien, almuerza moderadamente y cena de forma ligera.

Las pastillas para adelgazar

Este es otro de los grandes dilemas a la hora de hablar de perder peso. Como ya hemos mencionado, hoy día parece que una dieta no está completa si no lleva pastillas para adelgazar como complemento. Muchas personas que se someten a una dieta creen incluso que esta no funcionará sin pastillas para adelgazar; otros piensan simplemente que las pastillas para adelgazar rápido son una especie de atajo a lo que se puede conseguir mediante la dieta de forma más lenta.

Hoy día se comercializan diferentes tipos y marcas de pastillas para adelgazar: desde las pastillas para adelgazar de Mercadona, hasta las populares pastillas Alli, pastillas para adelgazar naturales, con componentes vegetales activos… Todo esto les lleva a muchos a preguntarse “¿De verdad es posible adelgazar sin pastillas?”.

Por supuesto que es posible, y según algunos estudios incluso hasta recomendable. Se trata de adquirir un nuevo estilo de vida, con mejores hábitos alimenticios y la instauración de una rutina de actividad física.

Adelgazar con ejercicio físico

Muchas personas con sobrepeso buscan cómo adelgazar con ejercicio y sin dieta, pues piensan que les resultará demasiado difícil cumplir con las restricciones dietéticas.

Normalmente, en una situación de actividad física el cuerpo humano comienza quemando todas las reservas de azúcar, y solo entonces pasa a convertir en energía la grasa almacenada. Por eso, si queremos adelgazar con ejercicio físico, deberíamos concentrarnos en el ejercicio anaeróbico (ejercicio de fuerza y resistencia, como el levantamiento de pesas) que quema las reservas de glucógeno (azúcar) que se almacenan en los músculos.

Muchas personas no ven una opción viable, e incluso desconfían de lo que supone el levantamiento de pesas, imaginándose que estamos hablando de los grandes “forzudos” o culturistas altamente musculados. Por supuesto, no se trata de esto.

En primer lugar, en cualquier gimnasio existe una sala de musculación en la que las pesas no se levantan de la forma “tradicional” sino a través de máquinas regulables adaptadas a pequeños y grandes esfuerzos.

Pero además, si tampoco esto nos convence demasiado, en muchos gimnasios y sociedades deportivas se ofrecen clases con música incluida, similares a las de zumba u otros ejercicios aeróbicos, pero practicando ejercicios anaeróbicos en grupo. Un ejemplo de esto son las clases de Body Pump o el Total Body Workout, que además tienen la ventaja de estar dirigidas por un monitor, lo cual nos garantiza estar trabajando correctamente todos los grupos musculares.

Adelgazar sin pasar hambre

Este apartado constituye el llamado “santo grial” de las dietas de adelgazamiento. De una manera u otra, la práctica totalidad de las dietas para adelgazar prometen ayudarte a perder peso sin pasar hambre. Pero, ¿es esto cierto?

La verdad es que con determinadas dietas, como las hipocalóricas, sí acabamos pasando hambre. Esto es lógico, puesto que comer poco equivale a adelgazar, como cualquiera podrá observar –yéndonos a situaciones muy extremas – en los casos de desnutrición grave. Por lo tanto, este tipo de dieta sigue una premisa muy rudimentaria: deja de comer y adelgazarás. Eso sí… ¡pasarás mucha hambre! Esto por no hablar de todos los riesgos que entraña esto para el organismo.

Afortunadamente hoy día hemos superado esta visión que equipara únicamente la pérdida de peso con pasar hambre, y existen dietas que te permiten disfrutar de la comida, sintiéndote saciado a la vez que adelgazas.

Problemas para adelgazar

Existen algunos grupos específicos de personas que tienen problemas para perder peso: adelgazar después del embarazo, adelgazar en la menopausia, adelgazar con hipotiroidismo o utilizando determinados medicamentos puede resultar más complicado que en situaciones normales… pero no imposible. Aquí puede aplicarse el conocido dicho de “Quien quiere, puede”. Quizás la pérdida de peso llegue de forma más lenta, pero también llegará, sin duda.

El problema en estos casos suele ser, precisamente, tirar la toalla demasiado pronto, pensando que debido a nuestra situación personal nunca adelgazaremos, o que la dieta y el ejercicio no nos están ayudando. Se trata esto de una auténtica profecía autocumplida, o lo que es lo mismo, esta actitud derrotista del “Si ya sabía yo que esto no iba a funcionar…”. Una vez más: paciencia. Los resultados se harán esperar más tiempo, pero habrá resultados.

La solución

Como acabamos de ver, muchos de los tópicos que nos prometen una pérdida de peso rápida o no funcionan, o tienen demasiados efectos colaterales o estropean más que arreglan: dietas que te provocan una enorme ansiedad por la comida, dietas que te matan de hambre, pastillas que no te ayudan a modificar tus malos hábitos alimenticios… ¡Pero no todo es tan desalentador! Existe una solución bien simple para que puedas adelgazar, perdiendo esos kilos de más de forma efectiva y saludable.

Para empezar, si quieres que una dieta te funcione, debes ponerte en manos de un especialista, y no utilizar los planes de dietas que te encuentres por internet o que te haya prestado una amiga a la que le fue bien con tal o cual régimen.

Además, en cada caso la dieta debe ser personalizada, analizando los hábitos y costumbres de la persona, sus horarios y ritmo de vida, el número de kilos que le sobran y toda una lista de factores importantes en cada caso.

Cada persona es única, por lo tanto cada dieta también ha de ser única. Incluso a la hora de engordar, todos lo hemos hecho de forma única: el uno porque le encantan los bocadillos de chorizo, el otro por su tremenda adicción al chocolate… Cada uno ha avanzado en su camino hacia la obesidad por diferentes sendas. Por lo tanto, a la hora de desandar este camino cada uno deberá hacerlo a través de un itinerario diferente. La dieta personalizada constituye esa hoja de ruta personal

Summary
Trucos de Dietas para Adelgazar Rápido y Perder Peso
Article Name
Trucos de Dietas para Adelgazar Rápido y Perder Peso
Description
Vamos a revisar algunos de los tópicos más comunes referentes a la pérdida de peso, analizando los mitos y verdades de las dietas para adelgazar.
Author
Publisher Name
Adelgazar 3.0
Publisher Logo
Ir arriba